Elegir el motor para automatizar las persianas

¿Cansado de levantar la persiana y bajarla de manera manual? Cerrajeros urgencias Terrassa te recomienda, pues, motorizar tu persiana para que el proceso sea más cómodo y sencillo. Si apuestas por estas persianas, evitarás hacer cualquier tipo de esfuerzo.

Ventajas de las persianas motorizadas

Este tipo de persianas son muy cómodas para las personas que tienen la gran suerte de disfrutar de ellas, una vez se haya instalado el motor, no tendrás que hacer ningún esfuerzo, ni para subir ni para bajar. Solo tendrás que pulsar un botón, la persiana obedecerá tus órdenes, mágico, ¿verdad?

Si adquieres un modelo de última generación, puedes programar la persiana para que suba y baje a horas determinadas. De esta forma podrás beneficiarte de un ahorro de energía importante. Según algunos estudios, el ahorro puede llegar a ser hasta del 10 %.

Mejoran, sin duda, la seguridad de una vivienda. Ya que se pueden programar para que suban y bajen a la hora que tú decidas, hará que los ladrones piensen que hay alguien en casa y no intentarán entrar a la vivienda. Son excelentes para evitar que se muestre que una casa está vacía durante unas vacaciones, por ejemplo, y disuadir así a los ladrones.

Son realmente fáciles de instalar. Si no eres demasiado manitas, puedes instalar el motor por ti mismo, aunque siempre cabe la posibilidad de solicitarlo a un profesional. Este motor debe ponerse en el tubo de la persiana. La gran mayoría de modelos tienen una manivela de emergencia, lo que permite subir o bajar en el caso de que haya problemas de energía. Esto quiere decir que con los modelos más modernos podrás usar el método automático y manual.

Las claves de las persianas automatizadas

Son cada vez más las familias que apuestan por este tipo de persianas y por el cerrajero 24h Mataro. No solo por ser muy cómodas, sino porque también son muy fáciles de instalar. Es más, apenas consumen energía, por lo que son una fuente de ahorro de energía.

Las persianas automatizadas pueden ser accionadas a través de un mando a distancia o pulsando un interruptor. Esto dependerá del modelo elegido. Es más, algunos modelos ya permiten sustituir el mando a distancia por el móvil o incluso por el wifi. En este último caso podrás controlar tus persianas incluso si no estás en casa.

Hay motores capaces de saber si está dando el sol o no, para que así pueda subirse o bajarse de forma automática. Esta opción te ayudará a conseguir un ahorro importante de energía, pues podrás tener siempre una temperatura ideal en casa.

¿Qué mirar al comprar un motor para una persiana?

Ten en cuenta el ancho de la cinta. El tamaño suele ser de 15 o 23 cm. El tamaño de 15 se conoce por el nombre mini, y el de tamaño de 23 es el modelo de cinta ancha.

En segundo lugar, tendrás que mirar el material de la persiana. Suelen ser, por regla general, de plástico o aluminio.

Tipos de motores

Dentro de este rango existen varios tipos a su vez. El más demandado suele ser el motor tubular, pero poco a poco la demanda de motores no tubulares va en aumento. Estos últimos se conocen también con el nombre de motores de cinta.

Motores tubulares

Estos motores se colocan dentro del cilindro de la persiana y no son nada complicados de instalar, es por esto que muchas personas apuestan por este modelo.

Si te interesa este motor, vamos a mostrarte los pasos que se deben dar para llevar a cabo una correcta instalación del motor.

1. Pon el motor en el cilindro de la persiana para que haga tope.

2. El siguiente paso es encajar la estructura en su cajón para que así todo funcione correctamente. Es preciso colocarlo de la forma correcta para que la persiana funcione sin problemas.

3. Este paso es el que más complicado puede ser para muchas personas. Crear la instalación eléctrica de la persiana, para que el motor tenga la energía necesaria.

4. Para terminar, debes comprobar que la persiana sube y baja de forma correcta y que se pare en el punto que tú quieres. Si tu persiona funciona a través de diferentes dispositivos, como puede ser un mando a distancia a móvil, tienes que comprobar que funciona sin ningún problema.

Motores de cinta o no tubulares

Aquí debemos distinguir entre los motores de superficie y los de empotrar.

Los de empotrar son más recomendables. Este sistema se acopla a la pared, disimulando el mecanismo. O lo que es lo mismo, se situará en la caja inferior de la persiana, donde encontramos el recogedor de cuerda.

Esta opción se puede usar, siempre que el espacio disponible sea igual o superior a los 14 centímetros. Si el espacio es inferior, deberás apostar por la siguiente opción.

Los motores de superficie son los que se instalan sobre la pared. Son perfectos para las personas que no tienen hueco o prefieren disfrutar de una instalación más sencilla. Solamente habrá que cambiar el cajetín de la persiana por el motor, tras esto, la persiana funcionará sin ningún problema.

Extras a tener en cuenta para comprar un motor para persianas

Los sensores solares están teniendo un gran auge en este sector. Estos motores pueden subir y bajar la persiana según la temperatura de la vivienda y las condiciones climáticas. Con esto se consigue graduar la cantidad de sol que queremos en una habitación. Esto ayuda al ahorro en calefacción o en aire acondicionado. Los rayos de sol estarán, pues, a tu total disposición.

Para los que buscan comodidad, no se debe dudar ni un momento en comprar un modelo que cuente con mando a distancia. De esta manera, podrás subir y bajar las persianas sin levantarte de la silla o del sofá. Si tienes un conjunto de persianas que funcionan con este sistema, puedes manejarlas en grupo o a nivel individual. Por ejemplo, cuanto te vayas a la cama, no tendrás que ir bajando persiana por persiana. Elige la opción de grupo y pulsa el botón que hará que bajen todas las persianas. Al instante todos los motores se pondrán en funcionamiento.

La programación es una oción realmente importante. Es posible programar una hora para que las persianas se levanten o se bajen. Esta puede hacerse para todos los días de la semana o para los días de diario y los festivos. Todo esto dependerá, evidentemente, de tus necesidades y también del modelo adquirido. Son una opción ideal para evitar que los ladrones ignoren si estás o no en casa. Si te vas a de vacaciones, por ejemplo, solo tienes que programarlas y las se moverán solas. Evidentemente, los ladrones van a pensar que estás en casa y no será para ellos una vivienda vacía y fácil de robar.

Cómo elegir el motor adecuado para cada persiana

Ten en cuenta el peso de la persiana, así como el diámetro del eje.

Según el peso de la persiana, vas a necesitar un motor más o menos potente. En el caso de que el peso sea elevado, requerirás un motor con una fuerza máxima elevada.

Si tu apuesta es por un motor tubular, vas a tener que tener en cuenta el diámetro del eje. Suelen ser de 40 y 60 mm.

Para calcular el peso, ten en cuenta la siguiente ecuación:

Peso Kg= ancho (m) x alto (m) x K

Debes saber que la K hace referencia al tipo de material. Según el material del que esté hecho tu persiana, K debe ser sustituido por el valor siguiente.

– Madera: 12 kg/m2

– Acero: 13 kg/m2

– Pvc: 5 kg/m2

– Aluminio: 5 kg/m2

Una vez que conozcas el peso de tu persiana y también el diámetro, tendrás que elegir el motor que mejor se adapte a tus necesidades. Si adquieres un motor menos potente de lo preciso, no erá capaz subir tu persiana, por lo que no hará correctamente su trabajo. Según el fabricante, vas a necesitar una potencia mayor o menor. Mira siempre bien la caja, en la cual se te citará el diámetro y el peso máximo que es posible levantar.